Nuestra visita a Ámsterdam fue express pero intensa. Mi primera impresión de la ciudad fue de total caos: jamás había visto tantas bicicletas juntas, apoyadas unas sobre otras, apelotonadas, amarradas a árboles, farolas, vallas… Cualquier lugar era válido. Al caos de las bicicletas se le suma el caos de la circulación: coches, peatones, bicicletas, tranvías… Un poco de todo, y todo por los mismos sitios. A todo esto se le sumó el viento y la lluvia! A pesar de todo, alquilamos unas bicis y nos pusimos en marcha, al mal tiempo buena cara! 😉 Visitamos las calles de la ciudad, con sus canales y puentes, y todos los sitios emblemáticos a los que nos dio tiempo: el museo Van Gogh, el de Rembrandt, el barrio rojo… Y la casa de Ana Frank tan solo por fuera, había muchísima cola y para entrar había que reservar online con antelación! Así que si vais y queréis visitarlo, ya sabéis! Allí también es muy rentable moverse en bici: encontraréis sitios para alquilarlas por todas partes, y son bastante útiles: vas mucho más rápido a todas partes sin cansarte demasiado (es todo muy llanito!) y en poco tiempo te da tiempo a visitar muchas cosas 😛 A nosotros nos vino de perlas, más teniendo en cuenta el cansancio acumulado que llevábamos del tute de París! Nuestra siguiente parada fue Bruselas, ya os enseñaré fotos, pero mientras espero que os gusten las de hoy. Un beso enorme! <3

IMG_6510

IMG_6513

IMG - bike

IMG_6511

IMG_6509

IMG - building AMS

IMG_6526

IMG_6523

IMG_6529

IMG - rental bikes AMS

IMG_6531

IMG_6525

IMG_6530

PHOTOS BY ANDRÉS REEVE (anda random pics from my iPhone)

– XOXO –

Loverdressed